Buscar

6 películas indispensables de Pedro Infante

Sería un vuelo el que llevaría a Pedro Infante, un 15 de abril de 1957, a otras dimensiones y consolidaría su figura en el firmamento del cine nacional cuando estaba por llegar a las cuatro décadas. El mazatleco, quien había iniciado su carrera como cantante, la vería consolidarse gracias al cine donde se convertiría en una de las máximas figuras de la época de oro. Su debut se dio, como extra, en 1939 en “En un burro tres baturros” junto a Sara García y Joaquín Pardavé, aunque sería hasta “La feria de las flores” en 1943 que tendría su primer estelar. En total, haría 62 películas. He aquí, de acuerdo con “120 películas para amar a México”, quinto tomo de la Colección Motivos para amar a México, las 6 películas indispensables de Pedro Infante:


1. “A. T. M. ¡A toda máquina!” de Ismael Rodríguez: Luis Aguilar y Pedro Infante, en personajes con quienes comparten el mismo nombre de pila, son un par de policías de tránsito que se hacen “maldades” uno al otro, máxime porque compiten por ser el próximo comandante del escuadrón de la Policía de Tránsito de la Ciudad de México. La dinámica se presta para muchas situaciones cómicas, otras musicales y, sobre todo, para expresar la amistad que en el fondo existe entre ambos. Ubicada en la posición 55 en la lista de las 100 mejores películas de la revista Somos, “A. T. M. ¡A toda máquina!” es la alternativa ideal cuando se quiere pasar un buen momento con toque mexicano y familiar.


2. “Dos tipos de cuidado” de Ismael Rodríguez: “Méndigo es, y no mendigo, el que roba a sus amigos… tú lo dices… lo sostengo… no te vayas a cansar…”, cantan, en un muy famoso duelo de coplas, Jorge Bueno y Pedro Malo. El intercambio se da a causa de una confusión entre quienes fueran buenos amigos, pero estuvieran interesados en una mujer “prohibida” (Jorge en la prima de Pedro y Pedro en la hermana de Jorge). La rivalidad da para muchos momentos graciosos y entrega la que es considerada como la película número 34 en la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano.


3. “Escuela de vagabundos” de Rogelio A. González: El enredo es pieza clave en esta comedia romántica donde un aclamado compositor es confundido por vagabundo al llegar a casa de los Valverde para pedir prestado un teléfono. Susana, la hija mayor, poco tarda en sentirse atraída por la simpatía, encanto y gallardía de José Alberto Medina, quien, además, tiene a bien cantarle al oído. Con gran agilidad y simpatía, el filme se las ingenia para explorar las diferencias sociales y los prejuicios que existen alrededor, al tiempo en que construye una de las parejas más recordadas en la historia del cine, la conformada por Miroslava y Pedro Infante. Este título también forma de los 100 mejores, en la posición 91.


4. “Nosotros los pobres” de Ismael Rodríguez: Quizás éste sea el filme más emblemático de Pedro Infante. Interpreta a Pepe “El Toro”, un carpintero que injustamente se ve involucrado en un asesinato y como resultado termina en la cárcel. Es un drama con toques de comedia y música que explora las dificultades del sector más desprotegido de la sociedad. El filme ha sido comparado con “Los olvidados” de Buñuel. La revista Somos la considera en la posición 27. Su éxito dio lugar a “Ustedes los ricos” e incluso la más reciente, “Nosotros los Nobles” la alude a través de su título. Inolvidable e inevitable cantar con Pedro la ya emblemática “Amorcito corazón, yo tengo tentación… de un beso”.


5. “La oveja negra” de Ismael Rodríguez: Una rivalidad entre padre e hijo es el eje principal de este filme donde Fernando Soler es el padre irresponsable y Pedro Infante el hijo que pasa varias vicisitudes a casa de ello. Su trabajo le mereció una de las seis nominaciones que tuvo como Mejor Actor al Ariel (ganaría por “La vida no vale nada”). La película se filmó en conjunto con su secuela, “No desearás la mujer de tu hijo”. Su lugar en la lista de las 100 mejores películas es el 24.


6. “Los tres huastecos” de Ismael Rodríguez: Tres por uno en esta comedia donde unos trillizos son separados al nacer y se vienen a enterar de la existencia de los otros cuando Lorenzo, padre de una niña y dueño de una cantina, es confundido con el bandido “El coyote”. Víctor, otro de los hermanos y militar, debe atraparlo. Juan de Dios, el sacerdote, se involucra al enterarse del ambiente donde crece su sobrina. La cinta dialoga sobre la familia y es un ejemplo de innovación técnica de la época al mostrar a cuadro a los tres hermanos. La música está también presente e incluso incluye un tema de Cri Cri. En el sitio 51 de las 100 mejores películas del cine mexicano, “Los tres huastecos” cuenta con la aparición de la famosa “Tucita”, hija de Lorenzo, quien se define como “muy macha” y se defiende simplemente diciendo, “pa’ qué me dejan, si ya saben cómo soy”.


Estos seis títulos, indispensables en la historia del cine mexicano, son muestra del mejor Pedro Infante y del arquetipo de personaje que tan famoso lo hizo. Un hombre pícaro, simpático y galante, apreciador de la belleza mexicana y quizás un tanto mujeriego, pero siempre bien intencionado y de noble corazón. Una combinación que lo hizo el sueño de toda mujer y un modelo a seguir o al menos a admirar y respetar para todo hombre.



38 vistas

Av. Carlos Lazo No. 100, Col. Santa Fe, Delegación Álvaro Obregón, México D.F., C.P. 01389

Teléfono: 91 77 8000 ext. 8083

Correo electrónico: motivosamarmx@gmail.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

© Motivos para amar a México | Sitio Web creado en el año 2019