Buscar

El Pozole: La historia de uno de los platillos más antiguos de nuestra gastronomía.

La gastronomía mexicana es sumamente variada, y ha ido evolucionando a lo largo de los años, sin embargo, existen diferentes platillos que conservan su esencia desde la época prehispánica, el pozole es uno de ellos. A pesar de que no es exactamente el mismo platillo que se comía antes de la llegada de los españoles, es uno de los platillos más antiguos junto con la tortilla, aquí te contamos su historia y como es que llegó a ser lo que es hoy en día.


El pozole es un caldo hecho con granos de maíz, de una especie llamada cacahuazintle. Por lo general, va acompañado con pollo o carne de cerdo, chile en polvo, orégano, cebolla, rábano, limón y tostadas. Aunque es un platillo que se puede encontrar y preparar durante todo el año, es tradición comerlo en la madrugada del 16 de septiembre, después de haber dado el grito conmemorativo a la independencia de nuestro país.

Existen diferentes variaciones de pozole, entre las más comunes están, el pozole blanco, típico del estado de Morelos, el pozole rojo –que es el más conocido- tiene origen en el estado de Jalisco, y el pozole verde, al cual se le agrega tomate verde y es típico del estado de Guerrero.

Ahora sí, a lo que vinimos, ya que describimos cuales son las características de este platillo, te contamos la historia, tal vez un tanto perturbadora. Como ya mencionamos anteriormente, el pozole tiene origen prehispánico y era un caldo ceremonial, es decir era consumido por los tlatoanis para brindarle tributo a los dioses y[LBS1] era preparado con carne humana, la cual se sacaba de los sacrificios que estas civilizaciones realizaban para ofrendar a las deidades, en específico, al dios de la primavera, como petición para tener buenas cosechas.

Este hecho es contado en varios libros en los cuales frailes y conquistadores narraban las conquistas de la Nueva España, en uno de esos libros se cuenta la historia de cómo este platillo fue servido al conquistador Nuño Beltrán de Guzmán y notó lo que eran restos de carne humana en su caldo, él se negó a comérselo, ya que esto iba totalmente en contra de la religión y las costumbres de los españoles. Es así como prohíbe terminantemente los sacrificios y el consumo de carne humana.

Ya que este era un platillo delicioso y muy elaborado decidieron transformarlo y añadirle carne de animales que para los españoles fuera bien visto comer, es así como se llega a la receta que consumimos actualmente en fiestas, reuniones y restaurantes. A su vez, gracias a su interesante historia y al proceso tan elevado que tiene el pozole, la UNESCO lo nombró patrimonio intangible de la humanidad y sin lugar a dudas es todo un símbolo de la gastronomía de nuestro país.



Referencias:

Redacción . (2019). En sus orígenes el pozole contenía carne humana. 14 de julio de 2020, de Muy Interesante Sitio web: https://www.muyinteresante.com.mx/historia/origen-pozole/#:~:text=El%20pozole%2C%20un%20caldo%20preparado,M%C3%A9xico%20desde%20la%20%C3%A9poca%20prehisp%C3%A1nica.&text=En%20recetas%20de%20cocina%20recabadas,cuerpo%20se%20coc%C3%ADan%20con%20ma%C3%ADz

4 vistas

Av. Carlos Lazo No. 100, Col. Santa Fe, Delegación Álvaro Obregón, México D.F., C.P. 01389

Teléfono: 91 77 8000 ext. 8083

Correo electrónico: motivosamarmx@gmail.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

© Motivos para amar a México | Sitio Web creado en el año 2019